Saludo del Presidente

Inicio mi turno de presidencia celebrando los 10 años de vida de Campus Íberus. Sin ninguna duda es una efeméride destacada, ya que demuestra que, aunque los Campus de Excelencia Internacional no hayan recibido el apoyo sostenido que se esperaba por parte del Gobierno, las universidades de Zaragoza, Lleida, Pública de Navarra y Rioja hemos persistido en nuestra apuesta para impulsar la cooperación universitaria y visibilizar mediante Campus Iberus nuestras acciones en el mundo.

Somos 4 universidades que compartimos un valle, un clima y muchas áreas estratégicas de actividad económica. Acogemos cerca de 60.000 estudiantes y más de 4.500 doctorandos. Hemos andado mucho camino juntos, tenemos definidas nuestras áreas de especialización estratégica y tenemos grupos de acción Iberus en las mismas, nos hemos dotado de programas de doctorado conjuntos con actividades atractivas como las jornadas doctorales de Jaca o los concursos de Tesis en 3 Minutos, estamos imbricados en el territorio colaborando con empresas, y disponemos de programas reconocidos de retención y captación de talento, proyectos de cooperación y presencia internacional con nuestras sedes en Bruselas y Latinoamérica.

Este mandato se inicia en unas circunstancias muy especiales, derivadas de la crisis sanitaria desatada en el mundo por el Covid-19. Vivimos una etapa de grandes incertidumbres, amenazados por la pandemia pero también por otros retos de tipo tecnológico, ambiental, económico o cultural que el Covid-19 ha hecho emerger con más fuerza.

En este contexto, resulta especialmente prioritario formar profesionales preparados, motivados y competentes, capaces de aportar soluciones que mejoren la calidad de vida de la población, la competitividad de las empresas y la eficiencia de todos los actores económicos y sociales, incluidas las administraciones públicas. Para salir de la crisis no hay fórmulas mágicas, pero las soluciones pasan por reforzar la educación, y apoyar la producción de conocimiento y su transferencia a los sectores productivos, para generar nuevos trabajos y de más valor añadido. Y, sin duda, pasa también por afianzar el liderazgo social de las universidades para promover una sociedad más abierta, tolerante e integradora. La pandemia nos ha mostrado el valor de la cooperación, señalando Campus Iberus como una apuesta correcta para la consecución de nuestros objetivos.

Tendremos que convivir aún con el Covid-19 durante un tiempo indeterminado. Sin renunciar a nuestras esencias, debemos aprovechar estas circunstancias para renovar nuestras formas de trabajo, disponer de más y mejores herramientas, nuevos procedimientos, más flexibilidad y más organización, y junto con todo ello fortalecer el ánimo colectivo y la confianza en nosotros mismos, maltrechos por la pandemia.

Campus Iberus debe seguir siendo, en los próximos años, una herramienta que estimule y afiance la colaboración, la determinación y la confianza en todos los ámbitos de proyección de las cuatro universidades.

Cooperando llegaremos más lejos, y podremos alcanzar nuevos destinos que andando solos quedarían fuera de nuestro alcance.

Jaume Puy
Presidente de Campus Iberus

Abrir chat