Grupo de acción: HealthyOrg

HEALTHYORG

ORGANIZACIONES SALUDABLES. TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN SOCIAL PARA LA SALUD DE LOS TRABAJADORES Y EL LOGRO DE ODS

Descripción:

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se han instalado de forma veloz en la sociedad. Desde el ámbito empresarial las tecnologías se han convertido en una de las variables estratégicas a tener en cuenta. Han dado lugar a nuevas formas de trabajo cambiando el concepto de tiempo y espacio. Han logrado hacer más productivo el trabajo en equipo, administrando de forma eficiente los recursos disponibles. Con el COVID-19 se han acelerado nuevas rutinas y formas de trabajo vinculadas con las tecnologías como el teletrabajo. El impacto de su efecto en los aspectos organizacionales y psicosociales y su relación con la salud laboral tiene gran relevancia. Las empresas con planes estratégicos en Responsabilidad Social Corporativa (RSC) han puesto en marcha medidas de apoyo para diferentes stakeholders. Estas medidas favorecen de forma directa o indirecta la consecución de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), y en especial, el ODS 3 y el ODS 8, además del ODS 10, del ODS 9 y del ODS 17. La respuesta del tejido empresarial para buscar soluciones éticas, solidarias y colaborativas para paliar los efectos negativos de la pandemia ha supuesto un esfuerzo considerable y requiere un apoyo decidido en términos de investigación y transferencia..
El concepto de empresa u organización saludable, como innovación social que prima la promoción de la salud de los trabajadores, sigue siendo novedoso, y todavía la mayoría de las empresas deben reorientarse hacia una nueva manera de gestión y de RSC.
Como Grupo de Acción se pretende profundizar en el conocimiento de las organizaciones saludables como innovación social a nivel nacional e internacional. Las empresas saludables inciden en la promoción de la salud de los trabajadores y en la tecnología, para poner en valor los conocimientos adquiridos para trascender la crisis. Las crisis se deben afrontar como una oportunidad para ser mejores, más resilentes, estar mejor preparadas y reponerse con mayor agilidad ante futuras amenazas. Es necesario situar a las personas y su salud en el centro de la organización. Las empresas que integran el proyecto de empresa saludable en su plan estratégico global, mejoran el compromiso de la plantilla con la organización, lo que redunda en que sean más productivas. Sólo cambios profundos ayudan a consolidar una cultura y liderazgo corporativo que deriven en modelos económicos y de producción más éticos y humanos.

Miembros:

Universidad

  • Isabel Saz Gil (IP; Universidad de Zaragoza)
  • Ana Gil-Lacruz_Universidad de Zaragoza
  • Marta Gil-Lacruz_Universidad de Zaragoza
  • Andrea Yadira Vega Tinoco_Universidad de Zaragoza
  • Ignacio Bretos Fernández_Universidad de Zaragoza
  • Millán Díaz Foncea_Universidad de Zaragoza
  • María Reyes Lorente Antoñanzas_Universidad de La Rioja
  • Esther Raya Díez_Universidad de La Rioja

Otras entidades

  • Anne-Laure Gatignon Turnau_Université Paul Sabatier, Toulouse III
Abrir chat